Series Interactivas: del Barco de Vapor a Black Mirror.

Supongo que ya te habrás enterado de la última de Netflix. Aprovechando el tirón de Black Mirror y buscando, una vez más, algo que les diferencie han decidido optar por las series interactivas. Esto tampoco es una idea tan ingeniosa. Estoy casi segura que alguna vez has leído uno de los famosos libros de ‘elige tu aventura’ o jugado a una Aventura Gráfica. Y si no has leído alguno al menos habrás oído hablar de ellos. Personalmente, nunca me han gustado estos libros. Se me hacían demasiado pesados y finalmente terminabas dejándolos a la mitad o si extrañamente eras curioso leías todas las opciones.

Y sí, sé que en una plataforma como Netflix será más fácil y solo tendrás que clickar cuando te lo soliciten. En los videojuegos esto ha funcionado muy bien pero, ¿hasta que punto lo hará en una serie como Black Mirror? Bien es cierto que la propia interactividad puede llevar a tener cierta cohesión con las tramas que trata. Pero, ¿gustará al espectador? En mi opinión no sé si funcionará bien. Hasta ahora los finales de Black Mirror se han caracterizado por la sorpresa. Pero, ¿quitará la emoción que caracteriza a la serie? ¿Perderá ‘calidad’ la serie? Al fin y al cabo esta nueva manera de presentar los capítulos supone un presupuesto mayor. ¿Se reducirá la duración de cada capítulo para poder añadir un final alternativo?

Es cierto que muchas veces hemos deseado que nuestra serie favorita terminara de otra forma pero, ¿realmente nos gustaría tanto poder elegir? Yo preferiría que no. ¿Por qué? Situándome desde la perspectiva del guionista, sentiría que pierdo libertad y que no estoy siendo fiel a mis ideas.

Sin embargo, a pesar de mi aparente reticencia a la interactividad creo que me gustaría poder disfrutar de una serie interactiva, pero íntegramente. ¿A qué me refiero con íntegramente? A que a lo largo de la historia como en los libros de ‘Elige tu propia aventura’ o Aventuras gráficas como ‘Life is Strange’. Esto supondría un presupuesto muchísimo más elevado que lo planteado por Netflix pero a mi parecer «más justo para todos». Igualmente esperaré con doble ansia el estreno de Black Mirror para comprobar y finalmente poder responder a todos estos interrogantes.

IMAGEN: DigitalSpy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *