Audiovisual

Aunque la fotografía capta lo efímero y lo embalsama, el vídeo aporta algo que nunca antes la fotografía ha podido, el movimiento. El movimiento fue durante los primeros años del invento de los Lumière lo que realmente importaba. La capacidad de reflejar el movimiento impactaba al espectador sin pedir nada más que eso, ver el movimiento. El movimiento causaba fascinación. Pero, luego, poco a poco el aparato fue tomando otras funciones más narrativas, ligadas al teatro. Pasó de ser una mera invención técnica a toda una herramienta de creación de historias (ficción) o captación de la realidad (documental).